miércoles, 6 de noviembre de 2013

Beata Josefa Naval Girbés. En la iglesia de San Jaime, 1946. Novena breve.





 Durante el responso en la parroquia. Octubre de 1946.





    El domingo 20 de octubre de 1946 fueron trasladados los restos de la Beata Josefa Naval desde el cementerio viejo a la parroquia de San Jaime, donde iban a ser depositados en la capilla del Cristo.
   Por la tarde llegó el Arzobispo D. Marcelino Olaechea para el traslado.
   Cuenta D. Bernardo Asensi en su biografía de la Señora Pepa:
   Llenos el templo y la plaza de una muchedumbre incontable, y depositados los restos en el túmulo preparado, el Sr. Arzobispo, revestido de ornamentos pontificales, dirigió al pueblo una ferviente alocución que oyeron todos por el servicio de altavoces.
   Empezó felicitando a los hijos de Algemesí por haber recibido de Dios este don singular y apreciable, como es un alma santa, humilde hija del pueblo, que cariñosamente era llamada la señora Pepa. Tan humilde y retirada en su vida, viene ahora triunfante, dijo, como una reina, pero no como las reinas del mundo que fenecen con la muerte, sino que ella reina después de la muerte, por los merecimientos de su vida cristiana, perfecta y santa, que todos debemos imitar.

   La Escolanía de San Jaime cantó un Responso, y se procedió al traslado de la Sierva de Dios a su nuevo sepulcro.








Breve Novena a la Santísima Trinidad por mediación de la Beata Josefa Naval Girbés, Virgen de Algemesí.
Aún no había sido beatificada cuando se publicó esta novena.


  




No hay comentarios: